Los ruidos en el trabajo constituyen una de las principales causas de la pérdida de audición de los empleados, que puede desembocar incluso en una invalidez permanente. La Organización Mundial de la Salud asegura que la exposición prolongada en entornos laborales puede ocasionar, además, numerosas afecciones, entre las que se encuentran:

– Dolores de cabeza y fatiga física.

– Nerviosismo, falta de concentración y bajo rendimiento.

– Estrés y perturbación del sueño.

– Alteraciones en los sistemas circulatorio y digestivo, así como de la capacidad de comunicación oral.

Por lo tanto, si tu vida laboral se desarrolla en un marco industrial en el que este riesgo pueda llegar a superar en ocasiones el nivel de seguridad, establecido en 85 db (A), es fundamental que utilices una adecuada protección auditiva, que evitará que desarrolles cualesquiera de las dolencias anteriormente mencionadas.

Tal es la importancia de este factor en el ámbito de la salud laboral que la Unión Europea introdujo el año pasado algunos cambios en su normativa, con la entrada en vigor el 21 de abril de 2018 del Reglamento (UE) 2016/425. Las modificaciones más significativas fueron que el tipo de Equipo de Protección Individual (EPI) pasó a ser protectores de categoría III, mientras que en la anterior Directiva 89/686/CEE se encuadraban en la categoría II.

Esto significa que se ha aumentado el nivel de seguridad y se ha estrechado el cerco para combatir la pérdida de audición o hipoacusia. No en vano, es la enfermedad profesional más extendida en Europa y, según datos de la Agencia Europea de Salud y Seguridad en el Trabajo, supone una tercera parte de las mismas, por delante incluso de los problemas respiratorios o de la piel.

Elementos para combatir los ruidos en el trabajo

Para proteger a tus empleados de los ruidos en el trabajo y combatir sus nefastas consecuencias, ceñirte al reglamento EPI es obligatorio. En este sentido, conviene dotarlos de la protección auditiva adecuada, con elementos como los que ponemos a tu disposición en Arsam a través de nuestra tienda online. Entre ellos los siguientes:

– Orejeras de protección auditiva de marcas como PELTOR, KIDDY o Leightning, que ofrecen un aislamiento óptimo en todos los rangos de frecuencia.

Tapones para los oidos y diademas protectoras, entre las que ponemos a tu disposición los modelos más eficientes de FUTURO, Howard Leight o EAR Ultrafit.

Protección auditiva personalizada, con productos de grandes fabricantes como JRENUM o SILENUM.

Otras medidas de protección auditiva

Además de utilizar la debida protección, es importante poner en marcha otra serie de medidas que contribuyan a la salud acústica en el trabajo. Entre ellas, destacamos las siguientes:

– Llevar a cabo un debido mantenimiento de la maquinaria y establecer controles de contaminación acústica de manera periódica.

– Aumentar la distancia de seguridad entre los trabajadores y las fuentes de ruido.

– Programar controles médicos paulatinos para comprobar el buen estado de salud de los empleados.

Si pones en práctica todos estos consejos que te hemos brindado, los ruidos en el trabajo dejarán de ser un riesgo para los tuyos. En Arsam podrás encontrar el material que necesites y el asesoramiento de un equipo de profesionales experto en la materia. Cuenta con nosotros.

imagen

Share This