Las actuales herramientas de mecanizado inteligentes orientan sus objetivos de diseño e innovación a lograr acabados de gran calidad. También persiguen una eficiencia del mecanizado por adecuación al material con el que se trabaja. Así es posible que la industria produzca bienes con el mínimo gasto energético. Y todo sin olvidar la seguridad para los trabajadores y el medio ambiente.

Tanto si eres un profesional de la industria de mecanizados como un particular interesado en esta categoría de herramientas, te gustará estar informado de las últimas innovaciones en este sector.

Mayor productividad y menos tiempos muertos

Los procesos de mecanizado consisten en una retirada precisa y exacta de material de una pieza para que pueda ser útil. Vas a someter al material definido por una geometría simple a una transformación por torneado, fresado o taladrado. En todas estas operaciones se producen virutas del material sobrante.

Con el empleo de herramientas integrales o de herramientas en plaquitas se llega por distintos caminos hasta el resultado final esperado. Pero la calidad de estas herramientas va a redundar en una reducción de tiempos de espera para procesos productivos más amplios.

La rapidez, seguridad y automatización de las operaciones son las principales ventajas que obtienes al decidir invertir en calidad. Las herramientas de corte expresan las cualidades en cada operación que realizan y en el ciclo productivo completo de la herramienta.

Algunos ejemplos de herramientas de mecanizado inteligentes

Los trabajos de mecanizado son muy variados y están sujetos a una creciente especialización. Las piezas mecánicas son elementos básicos para poder suministrar al mercado otras muchas herramientas y aparatos. En esta primera fase de producción material distingues las siguientes herramientas esenciales (todas ellas disponibles en Arsam):

1. Herramientas para trabajo sobre metal duro. Las propiedades de los materiales en estos trabajos se miden en dureza, resistencia y resiliencia.

2. Herramientas integrales y de plaquitas. Son las máquinas necesarias para dar las formas básicas a las piezas industriales. Deben quedar con la geometría y dimensiones expresadas en los planos para el taller de mecanizado.

3. Herramientas para operaciones de arranque de viruta en acabados. Son muy diversos: cilindrado, mandrinado, ranurado, escariado, rebarbado, tronzado, bruñido, etcétera. Buscas sobre todo la eficiencia del proceso productivo en su conjunto.

4. Herramientas de taladrado. Son operaciones básicas para dotar de capacidades mecánicas a las piezas fabricadas.

5. Herramientas de roscado y dentado. Gracias a estas tareas de taller las piezas se unen para formar unidades mayores.

6. Herramientas de brochado. La mecanización de ranuras es otra de las acciones básicas de las herramientas para taller metálico o de calderería. En un proceso de mecanizado eficiente no pueden faltar para dotar a las piezas de capacidades adaptativas a espacios o para el movimiento.

Como conclusión, las necesidades específicas de cada taller aconsejan unos modelos u otros de herramientas de mecanizado inteligentes. Para aplicar un buen criterio de elección, asesórate sobre diseño y producción industrial. Después solo tienes que acercarte a un surtido catálogo de soluciones accesibles y eficientes. Te invitamos a que conozcas los productos de Suministros Arsam y verás este objetivo cumplido.

imagen

Share This