Aunque la filosofía del Lean Manufacturing o también denominada mejora continua es conocida ya desde sus primeras aplicaciones en la industria de la automoción en Japón en los años 70-80, no ha sido hasta principios del presente siglo que su implementación se ha extendido de manera exponencial en la economía mundial.

¿Qué es el Lean Manufacturing?

El lean manufacturing, es un método de organización del trabajo que se centra en la mejora continua y optimización del sistema de producción mediante la eliminación de desperdicios y actividades que no suman ningún tipo de valor al proceso productivo. Puedes leer más sobre como puede ayudar a tu empresa aquí.

Aunque en sus inicios estas nuevas formas de organización del trabajo se aplicaban básicamente en la industria de la automoción, con el paso de los años está se ha extendido a todo tipo de industria, aeronáutica, alimentación, farmacéutica, etc… incluso llegando a aplicarse en sectores no industriales como puede ser el sector bancario.

Esto ha conllevado que desde las administraciones públicas se estén implementando políticas que favorezcan estas formas de organización del trabajo.

A raíz de este favorecimiento del Lean Manufacturing, las distintas administraciones están implementando ayudas al fomento de estas políticas para mejorar la competitividad de las empresas españolas.

Un elemento importante es la mejora del coste de producción, por lo tanto mejora económica, una mejora del entorno de trabajo para el empleado en su componente ergonómico y en definitiva se consigue una mejor eficiencia y una mayor productividad.

Un ejemplo de todos estos beneficios es el ejemplo de la planta viguesa de PSA, en la que han conseguido la reducción de los accidentes laborales en más de un 50%, gracias a las mejoras ergonómicas y de mejora del entorno laboral. En un segundo punto se consigue también una reducción drástica de los rechazos de producto por defectos de fabricación.

Hoy en día, todas las Comunidades Autónomas tienen lanzados planes de apoyo y desarrollo de estas metodologías de trabajo para las empresas instaladas en su territorio.

Más allá de todo esto, la mejora continua como bien indica su nombre, es un trabajo constante y siempre mejorable por lo que no debemos creer que es un proceso de ejecución rápido y finito, todo lo contrario es un proceso constante de adaptación para conseguir que la industria española sea punta de lanza de esta metodología entre los países de su entorno.

Share This