La Mejor Fresa Para Inconel

Inconel es una de las marcas de aleaciones y superaleaciones basadas en níquel y cromo más reconocidas en todo el mundo.

Con ella, se fabrican muchos productos forjados a altas temperaturas, como los tubos de escape de los vehículos de Fórmula 1. También se emplea para la fabricación de las máquinas para cohetes de SpaceX.

Pero esta marca utiliza una serie de fresas, con las que se suele hacer el trabajo. A pesar de que se han lanzado varias al mercado, la mejor fresa para Inconel es la de cerámica.

Esta fresa se ha desarrollado para trabajar a velocidades mucho más altas que las tradicionales, y con la que se puede extraer los materiales prácticamente limpios y sin detalles de imperfecciones.

Características de la fresa integral de cerámica

Muchas han sido las reseñas que comenzaron a aparecer sobre las fresas de cerámica, ya que la calidad de fabricación y el resultado final del trabajo han logrado satisfacer a la mayoría de los profesionales que trabajan con esta marca.

Se ha convertido en la preferida de quienes se dirigen a su empresa con el objetivo de evolucionar.

Hay ciertos elementos que debes tener en cuenta cuando eliges este producto. Aunque todos los elementos son positivos, lo mejor es que eches un vistazo a sus descripciones principales.

Dichas descripciones representan la calidad y la limpieza con la que se puede trabajar con ellas, logrando superar incluso a otro tipo de productos de las mismas características.

Sobrecalentamiento de la viruta

El “combustible” principal, el cual hace que la fresa de cerámica sea tan limpia es el calor. Cuando se realiza a altas velocidades, es capaz de generar un sobrecalentamiento tan importante que puede derretir la zona a trabajar en níquel, suficiente para realizar el procedimiento de fresado de manera refinada y sin dejar imperfecciones extras.

El fresado tradicional de metal duro, a pesar de haber sido utilizado durante bastante tiempo, siempre dejaba residuos o detalles que había que mejorar o afinar más adelante.

Sin embargo, gracias a las aplicaciones mecanizadas secas con las que trabajan las fresas cerámicas, se produce un calor que no destruye nada, lo que era imposible hasta el momento.

Trabaja 40 veces más rápido

Las fresas escariadoras tradicionales trabajan a una velocidad baja, ya que de esa forma no se dañaba el trabajo ni tampoco se partían.

Sin embargo, las fresas integrales de cerámica lo hacen de manera contraria, imprimiendo hasta 40 veces más de velocidad, para así crear un calor extremo, el mismo que hará el fresado de manera profesional y limpia.

Las máquinas antiguas de fresado con velocidades amplias no existían, por lo menos en la mayoría de los talleres de trabajo. Pero, debido a que en la actualidad comenzaron a implementarse para acelerar las jornadas, la popularidad de las fresas de cerámica aumentó de forma considerable, además de que estas se adaptan perfectamente a las de husillo.

Son más fáciles de utilizar

Aunque los resultados son diferentes, las fresas de cerámica se pueden emplear de una forma más sencilla que una de carburo. ¿Su secreto? El producto en sí.

Lo único que hace falta para trabajar es mucha velocidad. El sobrecalentamiento se hace en seco y los residuos se convierten completamente en polvo. Ya no tendrás que limpiar ni despegar fibras de tu cuerpo o ropa.

Por otra parte, estos productos no requieren trabajos adicionales para mejorar detalles. En el pasado, había que volver a realizar ciertos procedimientos, con el fin de suprimir algunas imperfecciones o afilarlos más, pero eso quedó en el pasado.

Se convierten en una inversión importante, con la que se puede tener buenos resultados sin esfuerzo adicional.

Si deseas comprar una fresa de calidad para hacer múltiples sistemas de fresado profesional, entonces las de cerámica son la opción más acertada para elegir en este momento.

Todavía hay trabajos de mejoras que se siguen realizando, prometiendo convertirse en la preferida para este tipo de mercados.

Share This