El mecanizado de piezas es un mundo que está en auge debido a la gran industria que hay en él. Es un sector que mueve miles de millones todo los años y que da trabajo a muchísimas personas, por ello te hablaremos de este tema.

El proceso de mecanizado

Uno de los procesos más usados para la fabricación mecánica de piezas es el de mecanizado. Este permite fabricar piezas con unas dimensiones, geometría y acabados requeridos para cada cliente, puesto que las posibilidades son casi infinitas.

El mecanizado de piezas es muy habitual para la fabricación de piezas metálicas, aunque este tipo de piezas no es lo único que nace de este proceso. También te puede dar piezas de plásticos, materiales compuestos con fibras, etc…

La definición técnicamente correcta de mecanizado es la de fabricación mecánica de piezas realizada mediante el conformado del material, pudiéndose clasificar en 3 tipos distintos.

El primero es el conformado por desprendimiento de material o mecanizado por arranque de virutas. En este proceso se parte de una pieza en bruto inicial y se va moldeando para llegar a las dimensiones y forma requeridas mediante la eliminación de partes de la pieza. Se utilizan para ello medios mecánicos y herramientas de filo.

El segundo es el conformado por deformación plástica de la pieza. Este método se aprovecha de las propiedades plásticas que poseen los materiales para adquirir el acabado requerido. Se usa para ello maquinaria que aplica sobre la pieza trabajada esfuerzos lo suficientemente grandes como para deformarla.

El tercero y último es el conformado añadiendo nuevo material. Consiste en partir de una pieza más pequeña que la buscada e ir añadiéndole otras, buscando la forma y dimensión requerida.

Dentro de estos 3 tipos, el primero es el más usado con mucha diferencia debido a que se logran acabados bastante superiores que con los otros dos.

Dentro de este también tienes una clasificación de varias técnicas que se usan para trabajar. El torneado, fresado, taladrado y brochado son los procesos más comunes.

Mecanizado de piezas con CNC

Este proceso para mecanizar piezas se hace destacar gracias a los comandos informáticos que dirigen las tareas necesarias a llevar a cabo en cada instante.

La finalidad de trabajar con estas herramientas de mecanizado es reducir los tiempos de producción de piezas y aumentar al máximo la calidad de las mismas, aumentando la precisión con la que se trabajan y la excelencia del acabado de cada una de ellas. Esto ha traído una revolución a este sector, ya que ha cambiado la forma de trabajar que se había llevado hasta ahora.

Además, estas técnicas se han complementado con moldes primarios que permiten imprimir en 3D, obteniendo una perspectiva tangible del producto, es decir, una vista previa antes de empezar a fabricarlo. Gracias a esto, los errores en la fabricación y las simulaciones del funcionamiento real de piezas han mejorado muchísimo.

El mecanizado de piezas es una industria que te proporcionará, como cliente, el material para que puedas desempeñar tus labores. Asimismo, ha evolucionado tanto que hemos podido llegar a unos productos muy perfeccionados.

imagen

Share This