El proceso logístico de una empresa consta de distintos pasos. La intralogística en la industria se refiere a todas las tareas que se realizan tras la confección del producto, pero antes su entrada en la cadena distributiva. El espacio fundamental en el que se llevan a cabo las labores de intralogística es el almacén.

Dichas labores pueden ser de distintos tipos e implicar toda clase de herramientas o maquinaria. Por ejemplo, están las labores de pesaje y de identificación, para poder clasificar convenientemente todos aquellos artículos o productos que se disponen a ser almacenados. También son muy importantes los modos de transporte, colocación de las mercancías y la señalización de instalaciones y la protección de las fábricas. Pueden incluir profesionales que manejen montacargas o, hoy día, sistemas inteligentes de robots dirigidos desde un software específico.

 

¿Por qué es tan importante la intralogística en la industria?

Lo más importante de la intralogística es que, si llega a optimizarse convenientemente, puede llegar a mejorar en gran medida el servicio de una empresa. No en vano es uno de los elementos fundamentales sobre los que actúa el llamado lean manufacturing, un concepto referido a aumentar la eficacia de una empresa considerando el conjunto de sus departamentos y áreas de trabajo.

Piensa, por ejemplo, en los beneficios que suponen tener un almacén perfectamente ordenado y con todas las mercancías etiquetadas, ubicadas y preparadas para ser recogidas. En primer lugar, se minimizan considerablemente las pérdidas o extravíos de productos; en segundo lugar, se acelera notablemente el tiempo de entrega de los mismos y optimizas la gestión.

 

El presente y el futuro de la intralogística

La importancia de la intralogística en la industria ha sido crucial desde que se han comenzado a producir en serie. Hoy día, en la época de las grandes multinacionales y el comercio internacional, es ya completamente indispensable. Piensa, por ejemplo, en empresas de distribución global como Amazon o AliExpress. Se dedican a entregar toda clase de productos y, gracias a sus excelentes procesos de intralogística, pueden hacerlo en periodos de tiempo sorprendentemente cortos.

Respecto al futuro de la industria, la importancia de la intralogística no va hacer más que aumentar. Si en la actualidad es ya indispensable, en los próximos años todo apunta a que se convertirá en un factor de competitividad y de diferenciación empresarial clave, sobre todo en las compras que se lleven a cabo a través de Internet. Asimismo, la intralogística es un aspecto de la producción logística que no deja de optimizarse gracias a los avances tecnológicos en materia de robotización, automatización y programación.

Toda empresa que quiera optimizar sus labores intralogísticas, puede contar con los servicios que prestamos en Arsam. Estamos comprometidos con la llamada industria 4.0, es decir con todas las novedades que trae de la mano la cuarta revolución industrial.

En nuestra tienda online podrás encontrar ejemplos de los productos que realmente marcan la diferencia en cuestiones de intralogística, como por ejemplo transportadores, montacargas, barreras de protección y otros tipos de transportes inteligentes, marcaje, señalizaciones luminosas…

Después de todo, ¿no crees que la intralogística en la industria puede considerarse una inversión segura de cara al futuro? En ARSAM lo tenemos claro: SI.

 

Pixabay

Share This