La ergonomía en la industria automotriz es, si cabe, más relevante que en otros ámbitos de trabajo. Esta mayor relevancia se debe a que se trata de un sector en el que día tras día se realizan actividades muy repetitivas, en el que las personas y las máquinas ponen a prueba sus rendimientos de forma escalada.

Esta organización del trabajo en largas y constantes cadenas de montaje permite, por otra parte, unos análisis detallados acerca de la calidad de los procesos. La profusión de datos en los que profundizar contribuye al acierto en los diagnósticos.

En este aspecto, la ergonomía es un factor a tener en cuenta. A continuación, te contamos por qué.

Ergonomía en la industria automotriz: qué es y qué aporta al proceso productivo

En primer lugar, se hace necesaria una definición del concepto ergonomía. Consiste en la adaptación de las condiciones de trabajo a las personas y no al revés. La descripción de ergonomía es amplia, puesto que estas condiciones de trabajo no solo tienen que ver con las máquinas, sino también con el entorno y el manejo del tiempo. Productos, posturas, relaciones sociales, duración de la jornada laboral o máquinas son factores susceptibles de ser tratados desde postulados ergonómicos.

En resumidas cuentas, el fin que la ergonomía persigue es que los empleados se encuentren cómodos en sus lugares de trabajo. Este objetivo no supone solo una premisa ética, sino que también va a tener que ver con la optimización de los procesos habituales de una empresa. Si en una firma se dan las condiciones precisas para que sus trabajadores se encuentren cómodos en sus puestos, un incremento de su rendimiento llevará al aumento de la productividad. La firma será, en consecuencia, la principal beneficiada de la implementación de las medidas ergonómicas. Implicarán una primera inversión que será rentabilizada con el paso del tiempo.

5 ejemplos de su efectiva implementación

Por otra parte, con ejemplos es quizás como mejor puedes comprobar los efectos relativos a la puesta en práctica de la ergonomía en la industria del automóvil. Toma nota de estos 5.

1. Si se ha comprobado que se producían lesiones de codo en quienes atornillaban los vehículos, la compra de coderas adaptadas a sus trabajos va a reducirlas.

2. Los ruidos que se producían en una fase concreta de la cadena de montaje van a poder ser reducidos mediante la sustitución de las herramientas que producían unos sonidos más estruendosos por otras que, objetivamente, bajan el nivel de decibelios generado.

3. Se constató que un turno de producción excesivamente largo generaba desmotivación en los empleados y un descenso de su producción. Dividiéndolo en dos e intercalando un descanso se ha confirmado un mayor rendimiento.

4. Ante las quejas de los directivos sobre las sillas convencionales del despacho de las reuniones generales, se han sustituido por unas que permiten adoptar diferentes posturas adaptadas a la altura de cada ocupante.

5. Como algunos trabajadores debían adoptar posturas incómodas para encender y apagar dispositivos, a estos se les ha provisto de mandos a distancia.

En definitiva, la ergonomía en la industria automotriz incrementa la calidad de la producción. ¡Ven a Arsam y compruébalo!

imagen

Share This